jueves, 25 de junio de 2009

DEJAME


La mismas frases, fallas una vez y resulta que desaparecen tu autoestima, te acusan de no amarte a ti mismo, de colocarte piedras en el camino y simplemente se quedan muy pendientes de no hacer lo mismo para no horrorizarse de si como lo hacen de ti, los seres perfectos que te encuentras en la vida, ¿cómo agradecer por ellos? Quizás solamente decir, te amo así pero déjame, déjame tener derecho a molestarme por idioteces de vez en cuando, déjame profanar tus ideas como tu lo haces con las mías y por favor ya no me digas como tengo que comportarme.


Gracias por existir

Con amor

La inquisición

Luz Elena Sepúlveda

2 comentarios:

Francisco dijo...

Hasta el día de hoy núnca me fallaste,...he de decirte, que yo JAMÁS AMÉ MI EGO, eso sí, todos mis caminos estuvieron repletos de piedras muy gordas que yo mismo fuí colocando una tras otra,y día a día,pués núnca acepté las injusticias propias ni ajenas de nadie, vinieran de donde vinieran y ésto no te allana el camino en la vida,más bién te lo dificultan. Abrazos de Fran

Luz Elena Sepúlveda dijo...

No buscaba no fallarte, me alegro de hacerlo ahora, por fin tendremos algo en común.

Te abraza mi corazón